Bodas de verano

Estamos a las puertas del mes de junio y si bien está siendo una año un poco atípico en cuanto a temperaturas se refiere, podemos decir que comienzan las Bodas de Verano. A nosotros nos encantan, pero hay algunas cosas que debes saber si has escogido los meses entre junio y septiembre para casarte, sobre todo si lo vas a hacer en el sur.

-Lo primero que has de tener en cuenta es las altas temperaturas de esta época del año. Este calor no es lo ideal para una boda al aire libre y mucho menos de día, por lo tanto te aconsejamos la celebración por la tarde-noche. En este caso la desventaja se convierte en ventaja ya que caída la noche todo el mundo agradecerá poder estar celebrando al aire libre sin pasar nada de frío.

-Envía las invitaciones con mucha antelación, ya que muchos de los invitados pueden tener planeadas vacaciones si tu boda se celebra durante la época estival y así todos estarán avisado con tiempo. Si tus invitados viven fuera de tu ciudad o de España, quizás esta sea la mejor elección porque pueden aprovechar la boda para hacer una escapada veraniega e incluso para visitar a la familia.

– ¡¡Vivan las bodas al aire libre!! El clima en verano obliga, y gracias, a celebrar las bodas al aire libre ¿hay algo más mágico? !Nos encantan¡; jardines, casas rurales, en el campo, en el bosque o en la playa. Además, los días son mucho más largos y la fiesta puede extenderse aun más.

-Podrás lucir vestido de novia sin tapar nada. Los vestidos de novia son para lucirlos y una novia con frío o tapada no es lo mismo ¿verdad? Los invitados también agradecerán poder lucir sus “modelitos” e incluso el dress code puede ser más relajado. Si la boda es de playa o en un jardín di adiós definitivamente a los tacones si no quieres pasarte el día hundiéndote en la arena o el césped.

-Elige colores claros para la decoración, que reflejan la luz de sol en lugar de absorberla, y de ahí que el blanco sea uno de los colores más populares en verano. Un ambiente marinero puede potenciar la sensación de verano y recuerda al mar sin necesidad de que vuestra boda se celebre en una playa. Dejad que el rojo, azul y blanco y los detalles marineros inunden vuestra boda. Si tu boda es al aire libre y el sol es uno de los invitados al banquete, sin ninguna duda contar con una carpa para ese momento será lo mejor que hagas, por ti y todos tus invitados. Si te has decidido por una celebración nocturna y en el exterior, llénalo todo de velas y faroles. Duran un toque íntimo y mágico.

Y como el calor aprieta, y mucho, ¿que te parece tener cubos con cervezas y barra de mojitos? Para los que no beben alcohol las limonadas y bebidas refrescantes son un toque original que te agradecerán. Y No te olvides de beber agua entre cóctel y cóctel de champán. El calorhace que nos deshidratemos más rápidamente, lo mismo que el alcohol: combinar ambos puede hacer que te levantes con un dolor de cabeza mayor del que esperabas al día siguiente.

También es importante que contéis con algunas cosas ligeras y refrescantes a la hora de pensar en el menú. Hay un sinfín de sopas frías que podéis proponer y, ya se sabe, no hay verano sin salmorejos o gazpachos.

Los regalitos para los invitados dan mucho de sí en las bodas veraniegas. Una de las cosas más útiles es sin duda alguna los abanicos. Además de ser un detalle estupendo para tus invitados, seguro que le sacan provecho a lo largo de todo el día. Con ellos tienes un acierto asegurado y si además los personalizas, un recuerdo estupendo. Si el lugar donde vais a celebrar la boda es espacioso pero no cuenta con demasiadas sombras, otra gran idea es una sombrilla. No lo dudes, elige un bonito modelo de sombrillas, además de ser muy útiles también quedarán fantásticas en las fotos. ¿Y para los hombres qué? Si buscas algo más adaptado para ellos ¡sombreros para todos!

Si los tacones ya suelen agotar los pies en cualquier ocasión imagínate sumarle a eso el calor. Te aseguro que si tus invitados tienen al alcance un calzado cómodo y veraniego al que cambiar a lo largo del día, la idea les parecerá increíble y muchos te lo agradecerán. Chanclas o zapatillas de esparto son otro regalo estrella para invitados.

 

Sin comentarios

Escribe un Comentario