¿Has elegido ya tu tarta de boda? Te ayudamos con algunas ideas.

Es la que pone el broche final a la comida. Uno de los momentos más esperados de nuestra celebración, LA TARTA. Si, lo ponemos con mayúsculas porque cada vez cobra mayor importancia y ponemos más hincapié en como queremos que sea.

La tarta nupcial debe de ir acorde con el resto de detalles de nuestra boda y refleja nuestro estilo, de ahí que sea tan importante. Existen tantos tipos de tartas, como novios. Y no solo es importante el sabor, cada vez es más importante la decoración de esta.

 

Si tu boda va a ser tradicional,  la tarta podría ser la clásica con varios niveles redondos para acabar con la figura de los novios. Estilos más modernos, pasteles individuales o cubiletes, tartas personalizadas con detalles de nuestra historia de amor… Todo vale.

¿Qué sabor escojo? ¿Tarta de boda a gusto de todos.? La elección puede depender del sabor preferido de los novios o teniendo en cuenta las preferencias de los invitados (una autentica locura). Si optamos por elegir un sabor que pueda gustar a todos, lo mejor es dejarnos asesorar  por los organizadores del catering o la empresa que nos va a preparar la tarta, ellos han realizado muchas bodas y saben de sobra cuales son los gustos de la mayoría de los comensales. La gama es muy amplia, hay ingredientes, sabores y estilos para todos. Puedes elegir desde la clásica tarta de boda blanca con varios pisos de nata y bizcocho hasta verdaderas obras de arte, con los sabores más originales.

¡Bienvenidos al mundo WEDDING CAKE!. Desde que la fiebre Cupcake y el Fondant llegó, la forma de hacer repostería se ha reinventado y ¡no podemos ignorarlo! La tarta ideal será aquella que combine perfectamente su temática con la del resto de la boda, incluso con la personalidad de los novios o con la historia de su relación. Mirad las tarta de boda de estas fotos ¿no os encantan?

 

 

Sin comentarios

Escribe un Comentario